Publicaciones

La indefendible

Por: Luis Nieva.

Mirtha Vásquez requiere 66 votos, es decir, la mitad más uno del número legal de congresistas (130) para obtener la confianza del Parlamento, pero ahora tiene más de un problema para lograr su cometido. La presidenta del Consejo de Ministros, que llegó al cargo como una ficha de supuesta “moderación” del Gobierno de Pedro Castillo, carga una mochila muy pesada: los ministerios del Interior y Educación.

Al parecer, la izquierda “moderada” que rodea a Castillo y que quiere apartar a como dé lugar a Vladimir Cerrón, ha tenido que aceptar convivir con la organización criminal, Perú Libre. La “cuota de poder” y “garantía” de que “Los Dinámicos del Centro” no vayan presos es, precisamente, Luis Barranzuela, abogado de Cerrón en su caso de lavado de activos que hoy funge de ministro del Interior. De otro lado, Castillo ha tenido que ceder el ministerio de Educación a Carlos Gallardo, la ficha del Fenate – Conare, sindicato de maestros muy vinculado al Movadef, el grupo de fachada de Sendero Luminoso. Estos buscan la muerte de la Reforma Magisterial.

Si Mirtha no remueve a, por lo menos, estos dos ministros cuestionados, antes del voto de investidura, es probable que le ocurra lo mismo que a Pedro Cateriano, el ejemplo más cercano de un premier que no recibió la confianza en el anterior Congreso. Aun así, desde la izquierda y los llamados “caviares”, hay un ánimo de pasar por alto a la organización criminal liderada por Cerrón y al Movadef dentro del Minedu. La consigna es defender la designación de la nueva premier y quizás hacer lo mismo que con Bellido, ir por la censura ministro por ministro, luego de obtenida la confianza.

Volvemos, entonces, a la temida “bala de plata”, a la que tanto le temen las bancadas en el Congreso. Porque si se rechaza la confianza dos veces, el presidente queda habilitado para disolver el Parlamento. Seguir con el miedo a ese escenario, no tiene sentido porque, de ser así, los congresistas nunca podrán ejercer su rol de control político y el Ejecutivo seguirá con sus provocaciones. ¿O acaso creen que lo de Bellido y Maraví en el anterior Gabinete es diferente a Barranzuela y Gallardo? Es igual y Mirtha Vásquez se está prestando a esta jugada sucia y antidemocrática.

También te puede interesar

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.